Catástrofes

Caso Andacollo

Caso El Soldado

Este es uno de los colapsos de relaves más  emblemáticos de nuestro país. El domingo 28 de marzo, durante el terremoto de  1965, en la V región a pocos kilómetro de Calera, el tranque de relaves El Cobre, de la mina El Soldado, perteneciente a la compañía Disputada de Las Condes, cedió originando una avalancha de un líquido tóxico que sepultó al poblado minero “El Cobre” casi en su totalidad. Más de 200 personas murieron y cientos de kilómetros fueron contaminados con este relave minero. El relave no contaba con las mínimas normas de seguridad.

Galería multimedia

Tragedia del relave 1965, en El Melón

Video explicativo sobre relaves

Prensa del caso  y estudios relacionados:

 

11 Responses to “Caso El Soldado”

  1. mauricio vergara

    Hola, el video del documantal de cobre , esta bloqueado en USA por SME, que creo es sony music entertainment, a menos que hayan puesto música de ellos de fondo, no debiera estar bloqueado, a menos que sea música incidental. Bueno, ya envíe un email a youtube para que lo desbloqueen.

    Saludos

    Mauricio

    Responder
  2. Lisette

    Hola, busco información sobre Caso El Soldado. Trabajo en una productora independiente y queremos aportar nuestro grano de arena para difundir y sacar a la luz esta gran injusticia. Favor contactarme a kamannlisette@gmail.com
    Nos gustaría asistir a la misa de este año si es posible.

    Responder
  3. Mario

    Mi padre falleció en este lamentable accidente, por suerte mi madre lo encontró a la semana entre los fallecidos que traen las brigadas de rescate ,en este accidente murieron familias enteras mas de mil muertos ,siempre quisieron bajarle el perfil, la minera en ese entonces no corrió con ningún gasto ,el gobierno se hizo el desentendido la justicia en Chile siempre sera la misma…

    Responder
  4. Karen White Ossandón

    Hola, mi nombre es Karen White y soy habitante del distrito minero de El Melón. Lamentablemente cerca de mi pueblo existe más de algún relave y nos vemos profundamente afectados por ellos. Lo peor es que la población ha ido olvidando la tragedia de 1965 cuando el relave se rompió y dejó cubierto al pequeño pueblo llevándose la vida de mucha gente y además desconoce el peligro latente que significa actualmente. Con padre siempre hablamos del impacto que tiene uno de estos relaves que pertenece a la multinacional Anglo American, él es profesor y activista medioambiental en la comuna y tenemos la hipótesis que el agua que consume gran parte del pueblo está contaminada por dicho relave. Nos podemos dar cuenta cuando llueve (a veces diminutamente) la gran crecida que tiene el estero, dejándose ver una apariencia chocolatosa en el agua del cauce. Cerca del estero están los pozos de los cuales se extrae agua para el consumo diario de la población de la comuna, por los cual existe una gran probabilidad que esté contaminada con metales pesados. Eso sin mencionar el tamaño descomunal que tiene el relave, es más si van a “Google Maps” y ponen vista satélite el pueblo de El Melón se puede apreciar que el tamaño del relave supera considerablemente el tamaño de todo el pueblo, y de haber una tragedia como la del 1965 desaparecería el pueblo en su totalidad. Muchas veces se ha querido llevar a cabo una investigación y estudios del agua pero, puesto que no tenemos recursos se hace muy difícil tratar de hacer algo, y la municipalidad no coopera mucho, ya que la minera inyecta gran cantidad de recursos para esta. Mi pueblo necesita ayuda y que de una vez por todas las mineras dejen de pisotear los sueños de los pueblos, que en gran parte de los casos son carentes de recursos.

    Responder
  5. Nicanor Patricio Ramos Arredondo

    Soy nieto de Nicanor de Jesús Ramos Tapia, dueño del Restorant del pueblo El cobre, quien falleció tragicamente el 28 de marzo de 1965 debido al derrumbe del tranque de relaves de la Compañía Disputada Las Condes a raíz del terremoto de ese mismo día, ahí junto a mi abuelo cayó mi hermano Marcos de 16 años, junto al primo Juan Allan Galleguillos Ramos, mis tíos Nicanor Segundo, Héctor Raúl, mis tías Elba, Magdalena, Violeta, y mis primas hijas de mi tío Nicanor Segundo. De la familia directa diez fueron los fallecidos, mi papá siempre dijo que el pueblo eran cerca de 800 a 1.000 habitantes y no como quedó en el registro de diarios de la época que eran entre 200 y 350 personas. Solo en el Restorant calculamos unas 40 personas fallecidas. Solo encontramos a mi abuelo a unos 4 kilómetros río abajo, las demás integrantes de la familia nunca fueron encontrados. No hubo de parte de la Compañia, ni del Estado de Chile una manera de ayudar a encontrar los familiares, si el presidente de entonces, puso Estado de Emergencia en el mineral, no dejando las FF:AA., dejar siquiera acercarse al lugar. Todo perdido, mi padre agotó todos sus recursos, dinero, trabajo quedando prácticamente huérfanos de ayuda, nunca hubo justicia y todo quedó en el olvido. Hoy solo quedamos los nietos de mi abuelo, y como hermano de Marcos, pido que el Estado, haga una reparación por esta macabra y cruel historia que nos a marcado por medio siglo.

    Responder
    • cris

      Todos sabemos las indemnizaciones recibidas hoy por los casos de derechos humanos y que son de por vida. Creo esta gente que murio en el soldado bastante mas inocente que muchos de los casos de derechos humanos deberian ser consideradas sobretodo ya hoy codelco tiene una participacion mayor en la disputada con lo cual heredan las responsabilidades . En chile como que se olvido todo lo anterior al año 73 con todas las injusticias que sucediero antes y que se taparon .Como esta

      Responder
    • mario.a bruzzo

      el pago de chile tenia 8 años para ese terremoto fue francamente salvaje recuerdo que con mi abuelo inmediatamente de ocurrido fuimos a melón y estaba todo en el suelo tenia una tia en la calle ohigins y el relave llego por el estero el melón cocinas tubos de gas cerdos caballos, debería existir una reparación histórica debes seguir luchando te apoyo mi reconocimiento para ti pues perdistes a todos tus seres queridos un abrazo

      Responder
    • Eduardo Correa

      Se te olvido mencionar a tu Tía Iris del Carmen Ramos Allendes que gracias a Dios aún vive.

      Responder

Deja un comentario

  • (will not be published)